Episodio de Introducción.

Home / webserie / Episodio de Introducción.
Episodio de Introducción.

Granada, 1351

La Reconquista está casi completada, y los dominios árabes se reducen a la posesión del reino de Granada. En este contexto, Castilla se encuentra a las puertas de una guerra civil: muerto el rey Alfonso X, dos bandos pasan a enfrentarse. De un lado, los partidarios de su legítimo heredero, Pedro,que accederá al trono como Pedro I; de otro, los partidarios de Enrique deTrastámara y Fadrique Alfonso de Castilla, hijos ilegítimos del fallecido monarca.

Sin embargo, esta lucha fraticida en el bando rival no tranquiliza al rey nazarí Yusuf I, quien teme que antes o después las lanzas cristianas se vuelvan contra él. Por lo que no sólo aprovecha la relativa paz con los castellanos para dedicar más recursos a actividades culturales y el embellecimiento de Granada, sino que también ha ordenado que se aceleren las obras, encargadas tiempo atrás a un misterioso mago llegado a su corte, de construcción de un arma que haga del reino una plaza inexpugnable. Inmediatamente da comienzo la edificación de una imponente torre, la llamada Torre Comarex, que dará cobijo al invento. Las obras, dirigidas por el hechicero, Abul Eben, se desarrollan con gran rapidez, en medio de un severo secretismo y estrictas medidas de seguridad.

En otra parte de la ciudad, en una casa destartalada y solitaria casa del Albaycín, habita desde tiempo inmemorial un excéntrico personaje apodado el Maju. Irví Ibn Washin, que es como se llama, forma parte de la memoria colectiva de los granadinos, y su fama de vidente, adivino y sabio se ha transmitido de generación en generación entre los vecinos. Su reputación de herético le han alejado de palacio y también del favor de las autoridades religiosas del reino, que lo repudian, pero sin excesos, porque en el fondo le temen, y no pocos son los notables que lo visitan de incógnito en busca de sus consejos y predicciones.

El Maju vive rodeado de una legión de gatos negros, y pasa sus días dedicado al estudio de extraños libros y la invención de singulares máquinas y objetos cuya utilidad nadie comprende. Desde que comenzaran los trabajos de la nueva torre, su poder de concentración se ha visto alterado; se distrae con mayor facilidad, da vueltas y vueltas por su cuarto de estudio, e invariablemente se asoma a la ventana, desde donde permanece, como hipnotizado, contemplando el avance de las tareas durante largo rato.

Lejos de allí, en Cieza (Murcia), el poderoso noble Diego de Salazar ha caído en desgracia. Su apoyo a uno de los bastardos aspirantes al trono de Castilla ha desatado la ira del rey Pedro, lo que le acarreado nefastas consecuencias: las tropas reales tomaron su castillo, pasando a cuchillo a parte de la tropa y encarcelándolo a él y a su hija. Transcurridas unas semanas de encierro, en la celda de la muchacha se presenta el valido del rey, don Juan Alfonso de Alburquerque, quien propone a la doncella un intrépido plan. Las palabras de aquella reunión no trascienden, ni tampoco los pormenores de la propuesta, pero unas pocas horas más tarde una carroza, ocupada por la muchacha, y una columna de jinetes castellanos atraviesan la puerta del castillo con destino desconocido.

Tras una larga espera, por fin han finalizado la construcción de la Torre Comarex y con ella, la del anunciado artificio mágico que librará al reino de cualquier agresión foránea.